<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8923068\x26blogName\x3dPASION+POR+LOS+NEGOCIOS+por+Miguel+Ga...\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://miguelgarces.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://miguelgarces.blogspot.com/\x26vt\x3d234276020512848305', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

PASION POR LOS NEGOCIOS por Miguel Garces

PicoSearch
Business Opportunities Weblog is also available en Español.

Monday, March 28, 2005

“¡Cómo centrarse en las oportunidades para alcanzar resultados!”

Es el hábito de centrarse sobre lo importante, las oportunidades
y los propios objetivos, en vez de centrarse en los continuos problemas.

No es una cuestión técnica. Exige una nueva mentalidad, así como otra
forma de ver las cosas. Nadie cambia su forma de trabajar ni la organización
de su departamento, aunque se dé cuenta que debe cambiarlo, si no modifica
su propia escala de valores.
Desarrollar personas, el negocio, la productividad y el liderazgo exige
centrarse en lo importante. Un buen profesional sólo tiene tiempo para
realizar lo importante, que origina armonía interna y externa.

Quien es adicto a las últimas fórmulas del éxito o quien se centra en
los problemas y aspectos operativos secundarios, está atrapado en la trampa
de lo urgente, se vuelve imprescindible, crea una situación perversa,
no tiene tiempo para lo importante, ni para desarrollar colaboradores
ni ninguna otra cosa.
Si trabaja más en el mundo de la improvisación que en el de la preparación,
a efectos prácticos está con un mazo machacando grava. No nos importa
insistir en que este modelo social, muy en boga, busca el pelotazo, la
explotación de los demás y el aprovecharse de todo.

La peor consecuencia de centrarse en lo urgente y en la improvisación
es la despersonalización del trabajo, al que quitan la esencia de su mejor
significado y acentúan el sentido trágico de la vida. El no desarrollar
el liderazgo, el negocio, la productividad y las personas por no centrarse
en las prioridades, acarrea una verdadera deshumanización.

Todos los directivos que conocemos son
trabajadores incansables. Muchos de ellos con grandes conocimientos, buena
experiencia y temperamento encantador. Sin embargo, son a veces ineficaces
porque se empeñan en orientarse hacia el esfuerzo, en lugar de hacia objetivos
claros, desafiantes y mensurables.

A priori nunca está claro lo que puede esperarse de un directivo, salvo
que se siente a pensarlo periódicamente durante unas cuantas horas. El
resultado no es evidente. Lo que, desde luego, suele ser desaconsejable
es que tome la descripción de su puesto de trabajo y se atenga a ella.
Se encontrará haciendo un poco de todo y sumido en una buena ineficacia.

¿Por qué no se suelen definir mensualmente los dos o tres objetivos que
debe alcanzar? Porque está muy orientado a la acción y teme que se le
considere indeciso. Lo considera un ejercicio teórico. Se supone que es
un genio que ya sabe lo que tiene que hacer.

El resultado de la ausencia de este hábito no es sólo la ineficacia, sino
algo todavía más grave: la falta de integración de todas sus funciones
que parecen estar cada una por su lado.

Una de las consecuencias de esta costumbre es la mejora de la comunicación,
creatividad, motivación, trabajo en equipo y delegación. También, por
cierto, de la calidad de vida.

Las cinco competencias habituales para
el manejo de los resultados en las organizaciones son:

  1. personal, en la que lo primero que reflejo son los temas importantes
    y luego después el día a día y lo urgente.
  2. Me atengo a la planificación anterior
    centrándome realmente y sobre todo en hacer lo importante, dominando
    las circunstancias.
  3. Me fijo objetivos a mí mismo, a seis
    meses, nueve y / o un año. Luego analizo las desviaciones que he obtenido.
  4. Soy un buen colaborador. Son temas importantes
    para mí los que refuerzan la posición de mi jefe.
  5. Archivo
    bien la documentación y encuentro con rapidez lo que busco.

La mentalidad que se esconde detrás,
sea válida o no, es:

Supuestos erróneos

Supuestos adecuados


Lo que tengo que hacer está detallado
en la descripción de mi puesto de trabajo. Es obvio y evidente.

Reflexiono con frecuencia sobre
en qué me debo concentrar para hacer mi mejor contribución, marcar
la diferencia y hacer una aportación genuina. No es obvio ni evidente.


Aquí estoy para trabajar resolviendo
los continuos problemas que se presentan.

Aquí estoy para trabajar aprovechando
las oportunidades y centrándome en lo importante, no en lo urgente.
Me planifico bien y no improviso.


Aquí estoy para actuar constantemente
moviéndome mucho y a toda velocidad, según la marcha de los acontecimientos.

Aquí estoy para actuar inteligentemente
estableciendo mis prioridades, sin dejarme arrastrar por los acontecimientos
habituales.


El éxito consiste en el logro de
los objetivos. A tal fin estoy al tanto de las mejores prácticas
y fórmulas de excelencia.

El éxito es un estado mental que
se autoperfecciona (y que, por tanto, logra objetivos). Supone autodisciplina.
La búsqueda del éxito fácil es un engaño social grave y frecuente.


Inevitablemente tengo que hacer
un poco de todo.

Integro todas mis funciones para
que no estén cada una por su lado y no me creen dispersión, angustia
y malos resultados.



Por: Sergio Cardona Patau Cardona Labarga, Centro de Estrategia & Liderazgo
posted by MG at 5:27 PM
|